Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia👩🏻‍🔬

Como cada 11 de febrero, hoy se celebra la 6ta versión del día internacional de la mujer y la niña en la ciencia. Esta celebración fue instaurada en el año 2015 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, instruyendo a sus estados miembros a "promover la participación plena y en condiciones de igualdad de las mujeres y las niñas en la educación, la capacitación, el empleo y los procesos de adopción de decisiones en la ciencia, eliminar toda forma de discriminación contra la mujer, incluso en las esferas de la educación y el empleo, y sortear las barreras jurídicas, económicas, sociales y culturales al respecto mediante, entre otras cosas, la promoción del establecimiento de políticas y planes de estudio en el campo de la ciencia, incluidos programas escolares, según corresponda, para alentar una mayor participación de las mujeres y las niñas, promover las perspectivas de carrera de las mujeres en la ciencia y reconocer los logros de las mujeres en la ciencia"[1]


Ahora bien, ¿por qué ha sido necesaria la creación de un día como este? No es un secreto que históricamente la ciencia ha sido un campo en el que predominantemente se han visualizado a personas de sexo masculino como los responsables de grandes avances, los que ocupan posiciones académicas de alto rango, los investigadores principales, los que llenan grandes listas como expositores en congresos e incluso como ganadores de premios Nobel. Según datos de la UNESCO, en el período 2014-2016 solo el 30% de investigadores a nivel mundial eran mujeres[2]; ¿es que acaso la ciencia es un campo exclusivo de hombres?, ¿tienen los hombres más capacidades intelectuales que una mujer para obtener estos logros?, ¿las mujeres simplemente no se interesan por seguir carreras en #STEM?


Todos estos prejuicios de género podemos apreciarlos en ámbitos tan cotidianos como el cine y la televisión; según datos del Instituto Geena, la representación en el cine de mujeres en áreas científicas alcanza solo un 12% [3]. Por esto no es de extrañar que al momento de visualizar a un investigador, la mayoría de las personas se imagina al científico canoso de bata blanca en un laboratorio sosteniendo un matraz con líquido de colores, tal como aparece en innumerables dibujos animados de la cultura popular.


El reconocimiento de la necesidad de hacer más por las niñas y mujeres en ciencia es un hito importante considerando que durante años es que han sido invisibilizadas, menospreciadas e incluso se les ha quitado crédito por sus grandes contribuciones a la humanidad (la comunidad científica siempre debe recordar que la fotografía 51 fue robada de Rosalind Franklin y su nombre fue por poco borrado de la historia).[3] Si las mujeres representan la mitad de la población global, ¿no representan también la mitad del potencial que tiene la humanidad para lograr una sociedad sostenible a través del desarrollo científico?


Este año como ANEB Chile, nos sumamos a la visibilización de más mujeres en ciencia y animamos a más niñas a que se atrevan a seguir este camino. Para esto, algunas miembros del Consejo ANEB nos comparten sus reflexiones:

Cuando estaba en 4to básico tuve la oportunidad de participar exponiendo en una feria escolar EXPLORA, desde ahí sentí que se me abrió un mundo y creo que fue el comienzo de mi carrera científica - Dory Joe Toledo, Delegada UDEC

Con esto se evidencia la importancia de abrir más oportunidades para niñas que se adentren y se enamoren de la ciencia, la educación juega un papel importante.

Respecto a las capacidades y la presencia de una mujer en el ámbito científico, Pamela Fuentes y Sophie Squella relatan:


En algún momento tuve miedo de ser una mujer científica, sin embargo hoy me he dado cuenta de que somos importantes en el área y que tenemos tantas capacidades como cualquier hombre - Pamela Fuentes, Delegada UCh

Cada vez que una mujer se abre paso en algún campo marca un precedente social, lo que sucesivamente abre el paso a más mujeres. En un mundo patriarcal tener la presencia de un género históricamente oprimido permite tener una visión diferente, abrir paso a la diversidad de enfoques y personas, el rol de la mujer (más allá del quehacer científico en sí) es ser el ente de cambio - Sophie Squella, Presidencia ANEB

Finalmente, ¿Qué mensaje le puede dejar este grupo a la próxima generación de niñas que sueñan con ser científicas? en esto hay un común acuerdo: Es duro, es muy difícil, pero no están solas, cada día somos más y entre todas nos cuidamos; si es algo que te apasiona, ¡hazlo! es posible y vale la pena. Puedes llegar tan lejos como quieras.

¡Feliz día a todas las mujeres y niñas científicas!


Fuentes:

[1] Naciones Unidas. (2015). Resolución aprobada por la Asamblea General el 22 de diciembre de 2015. Extraído de: https://undocs.org/es/A/RES/70/212

[2] UNESCO. (2019). Descifrar el código: la educación de las niñas y las mujeres en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM). Extraído de: https://unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000366649

[3] Geena Davis Institute of Gender in Media. (2015). Gender bias without borders: an investigation of female characters in popular films across 11 countries. Disponible en: https://seejane.org/symposiums-on-gender-in-media/gender-bias-without-borders/

[4] BBC Mundo. (2018). Rosalind Franklin, la olvidada científica detrás del descubrimiento de la estructura del ADN, uno de los más importantes para la medicina moderna. Disponible en: https://www.bbc.com/mundo/noticias-44225714



66 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo